Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Sara Hurtado y Kirill Khaliavin: “En este punto sólo seguimos construyéndolos”
#1
Sara y Kirill concedieron una extensa e interesante entrevista a Inside Skating cuando estuvieron en los Europeos de Ostrava, firmada por Florentina Tone. 

http://www.insideskating.net/2017/03/13/...ding-in-us

Me gusta que además de limitarse a escribir las preguntas y las respuestas, Florentina describa lo que ve: gestos, risas, miradas.. etc. Se agradece, ya que al ser una entrevista que no está grabada en vídeo, esos detalles no los podemos ver.
Responder
#2
Voy a ver si esta tarde/noche me pongo a tope a traducirla para que esté disponible rápido en Español  [Imagen: wink.png]

He aquí la traducción, como siempre, lo que pone [N del T.] son anotaciones o aclaraciones mías para que se entienda mejor:

Sara Hurtado y Kirill Khaliavin: “En este punto sólo seguimos construyéndonos”

por Florentina Tone/Ostrava

Conozcan a la más nueva de las parejas de danza de España: Sara Hurtado y Kirill Khaliavin. Habiendo ganado el campeonato nacional en diciembre, han viajado a su primer europeo como pareja, en Ostrava - y éstos son ellos compartiendo su historia con nuestros lectores. Más que una entrevista es una sincera y detallada conversación sobre comienzos, la interacción entre Sara y Kirill los mostrará tal y como son: ella, el fuego, el entusiasmo y él, el equilibrio, la armonía; un equipo de contrastes, más bien como su rojinegra danza corta al ritmo de “Sweet dreams”. Pero, en los meses que han estado patinando juntos - desde abril del año pasado hasta ahora - han estado cogiendo cosas del otro así que Sara se ve con más confianza y calma, mientras que Kirill parece sonreír más a menudo. Una cosa es segura: además de ser una influencia positiva mutua, son un equipo de innegable talento, uno que trae entusiasmo e innovación a la escena mundial; y esta temporada es sólo el primer capítulo de Hurtado/Khaliavin. Uno que viene con grandes augurios para el futuro: Sara mencionó hace un tiempo que las iniciales de sus nombres en ruso, УX (Уртадо/Халявин), significan, simplemente, “¡wow!”.


Me reúno con Sara y Kirill en su día libre en los europeos, entre la danza corta y la danza libre, después de los entrenamientos matinal; se encuentran en decimotercera posición tras la danza corta, y se les ve alegres, con emoción por el camino que les queda por recorrer. Porque esta temporada todo son comienzos, cogerse de las manos, crear hábitos y rutinas - es sobre convertirse en un equipo. Y su danza libre al son de una peculiar música puede que sea el arquetipo de su camino hasta ahora: “ Intentamos unas cuantas cosas y estábamos: Ok, ¿qué queremos traer? Y queríamos tener algo que nos permitiera ser libres y crear nosotros. Libres de experimentar y ver cómo sentíamos los movimientos entre nosotros, libres de pensar qué es bonito y qué no. Y esta música nos ha dado la oportunidad de hacerlo”.
Estamos en la sala de prensa del Ostravar Arena, con una televisión enorme delante nuestro - y nuestra conversación sólo comienza después de que Javier Raya haya acabado su programa corto; la competición masculina está en curso en los europeos. Y ellos hablan, durante un minuto o así, acerca del Axel, del “toe pick”, la entrada del Lutz, diferentes técnicas de diferentes escuelas - una constante negociación, tal y como han sido sus primeras semanas como compañeros. Pero ellos hablan ahora el mismo idioma, Sara y Kirill, el lenguaje universal de la danza sobre hielo, más y más a medida que van progresando y añadiendo meses y semanas a sus espaldas. Para estos europeos - sextos para Sara, segundos para Kirill y primeros como parte del mismo equipo - los ven como si fueran una tarta*: “Esto es como una recompensa por nuestro trabajo hasta la fecha”.
Spoiler :
Se aceptan sugerencias de cómo traducir “they look at it as if it were a cake”
Respecto al día que les queda por delante, “Iremos a ver a los chicos”. “Él animará a Javi” Sara sonríe y señala a Kirill. Y ella añade rápidamente, riendo: “pero también por los rusos, los animaremos a todos”. Hay unas buenas vibraciones surgiendo de su interacción - lo notaréis a lo largo de la entrevista y que claramente se refleja en el hielo. Porque Hurtado/Khaliavin son un dúo bellamente emparejado, con chispa, potencial, elegancia - y y ésto fue obvio incluso en su prueba, el pasado marzo. Tan “incómoda” como fue: “Sólo habíamos patinado con nuestros anteriores compañeros - fue nuestra primera prueba para los dos”. El resto... Bueno, ya os contarán ellos el resto.

Sara y Kirill en Ostrava, durante el sorteo para la danza libre
Florentina Tone: “Aún no he acabado con esto del patinaje” - eso es lo que dijiste Sara en en nuestra última charla en diciembre de 2015, durante la final del Grand Prix en Barcelona. Un año y un mes después, desde luego que no has acabado con el patinaje: estás entrando al hielo de los europeos junto a Kirill Khaliavin. ¿Te parecía que ésto fuera plausible hace un año?
Sara Hurtado: No, creo que esperaba que algo así pasare - algo dentro de mí tenía esa esperanza: Por favor, universo, dame otra oportunidad, pero nunca esperé de verdad que se fuera a cumplir. Y, no solo ser capaz de volver a patinar, sino el estar de vuelta en un europeo, que es un camino aún más largo
También recuerdo una broma que hiciste el año pasado: dijiste que querías “un chico alto, moreno, musculoso...” ¿Kirill se ajusta a la descripción?
[Me río, ella se ríe mientras a Kirill se le ve algo confuso: “¿Qué?”. Sara se lo explica]: Sí, ella me preguntó el año pasado: Si pidieras un compañero, ¿cómo lo describirías? Y yo le dije quiero un compañero que fuera alto, de pelo oscuro y... [se ríe a carcajadas].
Bromas aparte, sé que habéis mencionado algunas cosas sueltas a la prensa española y rusa pero, ¿cómo comenzó la historia de Hurtado/Khaliavin?¿Quién contactó a quién?
Kirill Khaliavin: Fue sobre Año Nuevo, antes de Nochevieja (diciembre 2015). Porque Ksusha estaba lesionada [Ksenia Monko, anterior compañera de Kirill y su novia de toda la vida] y estábamos pensando sobre el futuro, sobre todo... Porque incluso si se hubiera recuperado bien de la lesión, en nuestro país es muy difícil estar en el equipo nacional porque... Por muchos factores. Y... ¿cómo decirlo finamente? [sonríe - una sonrisa comedida]
[Sara le echa una mano diplomática]: Es complicado, sólo dí que es muy complicado.
Kirill: Sí. Y ella tenía que elegir, Ksusha: ¿empezará algo nuevo o haremos eso otra vez? Pero, al mismo tiempo, lo más importante era su salud. Y arriesgarla por un objetivo que ni siquiera está claro... Fue complicado.Y entonces ella dijo: igual lo voy a dejar, porque hemos patinado durante mucho tiempo... Hablamos con los especialistas, los entrenadores, y dijeron: Ksusha, tienes sólo 23 años, es sólo el principio de tu carrera. Pero no sé, habíamos patinando juntos desde que teníamos 8 años...
Y hablasteis y decidisteis qué ibais a hacer...
Kirill: Sí, y ella estaba : Creo que deberías encontrar otra compañera si quieres continuar.Y pensamos sobre eso y ella dijo: Sara y Adri, he oído que ya no patinan juntos.
¿Entonces fue Ksenia quién lo sugirió?
Kirill: Sí, ésto fue idea suya, de hecho. Pero lo pensamos al mismo tiempo... Nuestros entrenadores también lo habían oído, pero esperaban que Ksusha continuara. Y no dijimos nada a la Federación porque primero teníamos que averiguar si seguiríamos patinando (juntos). Y entonces decidí intentarlo con Sara.
Sara: Recibí un mensaje, él me escribió, porque ya éramos amigos en Facebook, y me preguntó primero si estaba buscando compañero.
Bromeo aquí: si aún estabas en el mercado...
Sara [riéndose]: Sí. Y lo estaba. Porque no había hecho ninguna prueba antes. Y empezamos a hablar, ya sabes, para ver dónde estábamos: si volvieras a, ¿qué te gustaría hacer?, si estaba dispuesta a mudarme otra vez... Ya sabes, todas esas cosas que necesitas saber a la hora de decidir. Y todo fue más bien natural.
¿Cuándo fue la prueba?
Sara: La prueba fue en marzo, más o menos, volé a Moscú para 4 días. Pero nos llevó un tiempo... Tuve que obtener la visa y, obviamente, necesitaba de la ayuda de la Federación para hacer este viaje, necesitaba que dieran el visto bueno, necesitaba saber si iban a ofrecer apoyo con ésto o no.
Y, ¿cómo fue la prueba? Por supuesto, no hablabais el mismo idioma y eso...
Sara [una respuesta rápida y una risa]: Incómodo.
Kirill [en un tono más serio]: Fue raro, pero no estábamos buscando el mejor patinaje. Los entrenadores dijeron que se nos veía bien juntos y...
Sara: Fue sólo una toma de contacto, para ver si nuestras energías coincidían más que el patinaje y cosas técnicas. Por supuesto, yo hacía como un año que no competía... Sí, había estado patinando algo en casa pero no tanto, y sin entrenador - y cuando llegué allí, pude comenzar a sentir las nuevas técnicas, nuevos ritmos y todo eso. Pero fue apasionante.Fue incómodo también, ya que sólo habíamos patinado con nuestros anteriores compañeros - fue nuestra primera prueba para los dos [sonríe]. Pero supe que tan pronto como nos cogiéramos de las manos, sabría si se iba a funcionar o no. Lo sientes al momento. No debe ser forzado, debe venir inmediatamente - y me sentí bien a pesar de que, como has dicho, no hablábamos el mismo idioma.
¿Y qué os dijisteis el uno al otro el primer día?¿ Hola y Hola?
Sara: Sí, más o menos [ríe]. Por supuesto, nos conocíamos de los juniors pero fue como Ok, vamos a patinar juntos ahora. Vamos a intentar empujar hacia delante a la vez.
Entonces fue en marzo, el marzo pasado, y después volviste a Madrid ¿y...?
Sara: Volví y, bueno, ambos estuvimos dando nuestras impresiones a las federaciones y ellos empezaron a hablar a los entrenadores, a ver su punto de vista, si veían un futuro en nosotros o no. Y entonces todo se puso en marcha para conseguir la autorización de la Federación rusa para patinar por España.[N del T.: Pone literalmente conseguir su liberación. Preferí no traducirlo así porque sino parecía que hablábamos de un preso  :D ]
Entonces, ¿ esto fue desde el principio la decisión de representar a España?
Sara: Hablamos de esto antes incluso de hacer la prueba. En plan: Si todo sale bien, ¿representaremos a España? Yo sentía que verdaderamente quería representar a España [N. del T.: recalca mucho lo de que quería mucho representar a España] . Entonces desde el principio pensamos que era la mejor opción para los dos.
Kirill: …y, de hecho, no me estoy distanciando de la cultura rusa ni nada. Estamos practicando en Moscú, no me estoy separando de eso.
Pero tenemos que acostumbrarnos a verte, Kirill, llevando la chaqueta de España: te vi subir las escaleras del Ostravar Arena ayer, junto a Dmitri Soloviev y me llevó un par de segundos atar cabos...
Kirill [sonriendo]: Sí.
Sara: Pero la chaqueta está muy bien, es revitalizante, ¿verdad? Nuevo equipo... Y está aprendiendo todas las tradiciones españolas [sonríe].
Kirill: Estoy intentando aprender algunas palabras ahora. [Se dirige a Sara] Desde luego que tenéis un montón de tradiciones...
Sara: Tenemos, tenemos. Él vio un par de ellas porque pasamos las navidades en casa, con mi familia, tras los nacionales.

Volviendo a la historia, tuvisteis la prueba en marzo... Y ¿cuándo volviste a Moscú?
Sara [le mira para confirmar]: ¿Finales de abril, puede ser? Fue un camino largo, muy largo. Queríamos empezar cuanto antes pero, por supuesto, no sólo dependía de nosotros. Había decisiones que no podíamos controlar o agilizar.
Kirill: Es porque no me habían dado la autorización. Y estaba la pregunta: ¿Nos dará la federación la autorización o no?
Correcto. Tú eres, al fin y al cabo, campeón del mundo junior y dos veces campeón del Grand Prix Junior con Ksenia Monko…
Kirill: Lo hicimos por segunda vez porque en nuestro primer intento, aplazaron la decisión.
¿Entonces la autorización llegó en...?
Kirill: En septiembre, después del campamento nacional de Rusia.
Sara: Tuvieron una reunión, toda la federación tenía que estar juntos en ésto para aprobar la petición.
Kirill: Y todo el mundo tenía que decir Sí, tenía que ser por unanimidad. Y, todo este tiempo, hasta el campamento de verano, patinamos sin la autorización.
... Y ¿fue estresante, supongo?
Sara: Un poco
Kirill: Bueno, mucha gente ha trabajado en este proyecto, y no estábamos seguros de qué es lo que iba a pasar porque nunca se sabe hasta que está hecho. Entonces fue un poco... No anormal, mero un poco extraño entrenar...
Sara: …sin estar seguros.
Kirill: …sin ser oficialmente una pareja. Todo ese tiempo era como una prueba.
Sara: Y yo no podía decir que estaba en Moscú...
Sí, fue un secreto muy bien guardado
Sara: Gente cercana a nosotros lo sabía y todos en la Federación y COE, estaban al corriente pero, por supuesto, no podíamos anunciar nada públicamente. Porque podría haber afectado a la decisión.
Kirill, ¿te sentiste aliviado cuando la autorización llegó?¿Empezaste a respirar con normalidad?
Kirill: Sí, por supuesto.
Sara: Todos lo hicimos. Los entrenadores también.
Entonces, ¿es correcto decir que ese fue lo más difícil de vuestros primeros meses juntos? Aparte de las diferencias culturales, por supuesto...
Sara: Desde luego. No ha sido nada fácil. Pero sabíamos desde el principio que no iba a ser fácil. Estaba claro para los dos. Porque empezábamos de cero y no sólo por la autorización sino nosotros como pareja. Pero es muy apasionante,me gusta.
Kirill [aprueba y añade]: No sé, sólo estoy disfrutando de todo ésto. Y ahora no hay mucha presión...
Sara: Bueno… [una palabra en español y una sonrisa, a la idea de que no hay mucha presión]
Kirill [se da cuenta de su reacción y añade]: Pero es menos. Ahora podemos hacer lo que queramos...
Sara: Sí, tenemos nuestras propias expectativas.
Kirill: Y todo lo que queremos ahora es mostrar todo lo que hemos mejorado desde el principio - eso es lo que tengo en mente ahora, no que tenemos que luchar por... [el “Top 3”, añado] Sí, es más sobre patinar ahora - es mucho más fácil cuando no estás súper concentrado en la competición. Y no hablo de que la danza española sea más débil, es buena, de hecho - hablo de cómo empieza desde el principio. Cuando no hay demasiada presión sobre ti y tú puedes intentar dar lo mejor de ti mismo y que, en este período tan corto de tiempo, la gente pueda ver cómo va creciendo la pareja. Y ésto es bueno y es verdaderamente apasionante, el poder hacer todo esto.

Y ¿qué me contáis del equipo de entrenamiento? ¿fue algo seguro desde el principio: Moscú - Alexander Zhulin?
Kirill: Sí.
No había ninguna otra idea, como tú, Sara, de volver a Montreal...
Sara: Realmente no. Porque también estaba buscando por un nuevo comienzo. Y creo que es beneficioso tener distintos ojos en el patinaje, de otra escuela, otro punto de vista - y, por supuesto, para empezar creo que era el mejor sitio para hacerlo. También ellos creyeron en mí. Así que desde el principio, desde el momento que hicimos la prueba, pude ver que vieron algo en mí - y yo eso lo aprecio mucho, y me sentí agradecida y fuerte de alguna manera, de crecer con ellos. También ver cómo me podían ver ellos como patinadora y cómo nos podían hacer mejorar.

Y tus primeros meses en Moscú, ¿cómo fueron?
Sara: ¿Oh Dios mío! ¡Cada día era una aventura! Era en plan: ¡Vamos a ver qué voy a hacer hoy! Ya sabes, simplemente ir al metro era una aventura. Pero tuve mucha suerte que mi compañera de piso sea Tiffany Zahorski y era mi guía para todo: “Ok aquí hablan inglés”, “Aquí no”... Y me decía algunas frases y todo eso. Y, de hecho, hay una gran comunidad hispana en Moscú. Así que fue divertido.
Y te convertiste en Sarichka...
Sara: Y ahora soy Sarichka , sí. [ríe a carcajadas]

Sara, Kirill, contadme un poco de vuestros programas de esta temporada - son los primerísimos programas que hacéis como equipo. La música de la danza corta es verdaderamente adictiva - “Sweet dreams” y “Douce lumière” de Térez Montcalm, ¿de quién fue la idea?
[Kirill sonríe y mira a Sara]
Sara: Sí. Escuché la versión de “Sweet dreams” y no sé qué estaba buscando en particular pero...

[A Kirill] Ella siempre hace lo mismo, escucha música y encuentre esto y aquello...
Sara [se ríe]: Sí, él lo sabe. Aparezco un día y digo: “He encontrado esta canción muuuuy buena...” [y, en un tono más serio] Tuve algunas ideas y las probamos en el hielo, porque algunas músicas son muy buenas de escuchar pero cuando las pruebas en el hielo y con tu cuerpo, no se siente tan bien. Así que lo intentamos con varias músicas y nos gustó mucho esta versión del blues y la otra. Se sentían naturales, con la misma cantante no parece que se hayan cortado o algo así...
Y, ¿todo ésto ha sido coreografiado por...?
Sara: Por nuestro equipo.
¿Y la música de la danza libre? Es también inusual...[“Two men in love” de The Irrepressibles]
Sara: Ésta la encontré en una película.
Así que fuiste tú otra vez
Sara: Sí [se ríe]
Kirill [sonriendo cálidamente]: Ella tuvo muchas ideas. Trae muchas ideas al hielo, con los trajes, la música, con todo.
Así que trajo mucho entusiasmo consigo cuando vino a Moscú...
Kirill: Sí, ¡totalmente!
Sara: Porque intentamos unas cuantas cosas y estábamos: Ok, ¿qué queremos traer?. Y pensamos: No hagamos algo que sea muy restrictivo, como un tango, digamos. Todo el mundo sabe cómo es un tango y cómo se tiene que ver - de historias, de películas y es muy encorsetado. Y queríamos tener algo que nos permitiera ser libres y crear nosotros. Libres de experimentar y ver cómo sentíamos los movimientos entre nosotros, libres de pensar qué es bonito y qué no. Y esta música nos ha dado la oportunidad de hacerlo. Así que hubo mucha experimentación.

Contadme algo de vuestra primera competición...
[Ellos sonríen mirándose el uno al otro]
...porque  para cuando conseguisteis la autorización y empezasteis a prepararos para competir, la Federación Española también hizo públicas una serie de requisitos para ir a los europeos y mundiales - ganadores de los nacionales para los europeos, y nota técnica (TES) de la danza corta más alta para los mundiales. Y empezasteis un poco tarde: vuestra primera competición fue en diciembre...
Sara: Sí, no pudimos competir antes porque Kirill había participado en la Copa de Rusia el año anterior. Así que tuvimos que esperar a que hiciera un año.
¿Estabais nerviosos entrando en la Santa Claus Cup en Budapest?
Sara: Sí, por supuesto que estábamos nerviosos. Yo estaba nerviosa. [A Kirill]¿Tú lo estabas?
Kirill: No mucho, pero fue un poco... ¿cómo decirlo? La competición fue un tanto extraña... No sé cómo muy bien cómo decirlo.
¿Pero era esa vuestra única opción?
Sara: Era eso o la Golden Spin, y la Golden Spin era muy cerca de los nacionales así que pensamos Ok, hagamos esta. Pero la organización no fue muy fluida.
[Kirill está sonriendo]
Sara: Pero a veces pasa. Y cuando eres un equipo sólido, no te importa tener horarios extraños o no tener entrenamientos antes de la competición o cosas por el estilo. Si eres un equipo sólido, puedes superar eso.
Kirill: Por ejemplo, ahora podemos ir y hacerlo... Porque nuestra siguiente competición eran los nacionales y en los nacionales tampoco hicimos entrenamiento el día de la competición.
Sara: Fue el día anterior, como en Budapest.
Kirill: Así que nuestra primera competición fue en Budapest con el mismo horario y fue raro...
Sara: … Sin la experiencia.
Kirill: Como que entras al hielo [en el calentamiento de 6 minutos] y cada pareja empieza a ir así... [a correr alocadamente, sugiere]
Spoiler :
Si alguien sabe lo que es una “mad run” que lo diga y lo cambio porque creo que se refiere a eso pero tampoco es que haya encontrado esa expresión por ningún lado.
Sara: … Y éramos muchos equipos en el hielo a la vez.
Kirill: …y la pista es más pequeña y necesitas calmarte y empezar. Pero todo empieza yendo no de la manera que tú habías planeado desde el principio...
Sara: …e incluso entre nosotros estábamos un poco [torpes].
Kirill: Debes concentrarte en lo que hace - pero no te puedes relajar de la manera que te relajas en los entrenamientos. [En Budapest] necesitabas estar siempre concentrado. Y cuando no has competido en mucho tiempo y ahora estas compitiendo con una nueva pareja, es un poco raro. Después de eso, fuimos derechos a los nacionales. Y estuvo bien, la Santa Claus en Budapest fue, de hecho, un buen calentamiento previo a los nacionales.
Sara: Solamente necesitábamos quitarnos la primera de delante. Para ver: Ok, así es como lo hicimos... y tener algo con lo que comparar. Porque no sabíamos qué funcionaba y qué no. Lo que funciona bien en el calentamiento, cómo nos sentíamos mejor el uno al otro - ya sabes, esas pequeñas rutinas que acabas teniendo con tu compañero, que necesitábamos hacer, crear, ver, simplemente experimentarlas y tenerlas para el futuro. Así que eso fue Budapest, y fue como: Vamos a ver.

Sí, digamos que necesitabais Budapest. Pero, ¿hubo alguna presión externa en todo ésto sabiendo que ahora hay tres parejas españolas luchando por una única plaza para les europeos y mundiales?
Kirill: No, porque vimos en los entrenamientos que lo podíamos hacer bien, así que sólo necesitábamos hacerlo en competición. Eso es todo.
Sara: Confiamos en nuestro trabajo y nos concentramos en lo que podemos controlar, que somos nosotros y lo que podemos hacer en el hielo. Es fantástico ahora que tenemos competición dentro del país así que solo tienes que reconocerlo: Ok, esto es así pero ¿qué podemos hacer? Estar preparados para ello, y eso es lo que hicimos. Intentar distanciarnos de las habladurías y conversaciones externas y centrarnos en lo que teníamos que hacer.
Si os podéis separar de eso, es genial.
Kirill: Más o menos, sí.

Kirill, recuerdo tu entrevista con Ksenia Monko para Inside Skating , hecha por mis compañeros en Bielorrusia hace un tiempo, en octubre de 2015; ellos te preguntaron si seguías las redes sociales y les dijiste que No, no mucho.
Kirill: Bueno, tengo Twitter, pero mi Twitter consiste en noticias del mundo, fotos divertidas de gato y demás [se ríe], no de patinaje. Y si alguien quiere dejar un comentario o algo así, puede dejarlo, por supuesto - yo lo veré en mis menciones y lo leeré. Pero no sigo foros porque eso es parte de mi filosofía: la gente no debe decirme qué hacer. Aunque lo que me digan pueda ser bueno, no debo seguir lo que la gente está hablando - no va conmigo, no es como soy. Si la gente quiere mostrar apoyo, eso es muy bueno, es algo sano. No es algo saludable cuando la gente empieza a darte ideas para la danza corta o la danza libre...

Con los nacionales confirmándoos el estar en el europeo, ¿cómo afrontasteis la competición en Ostrava? Vuestro primer europeo juntos - tras un parón de un año: en 2015 estabais en la competición continental con vuestros anteriores compañeros.

Sara [a Kirill]: ¿En Suecia? ¿Fue la misma?
Kirill: Sí, me sentí bien viniendo aquí, en realidad. Igual mejor que en nuestras competiciones anteriores. E incluso siendo una competición mucho más grande que las previas, aquí me he encontrado mucho mejor.
Sara: Nos empezamos a encontrar con más y más confianza en el hielo, más como un equipo. Y esta es quizás la recompensa a nuestro trabajo hasta ahora, de lo que hemos conseguido hasta ahora. Nos lo hemos ganado así que estamos disfrutando la experiencia de tener nuestro primer europeo otra vez. Me siento como si fuera nueva aquí otra vez, así que lo estoy viviendo de una manera diferente.
¿Preparasteis algo para venir aquí?
Sara: Realmente no pensamos en el lugar. En este momento sólo pensamos en seguir construyéndonos.
Kirill: Cuanto más alto, mejor para nosotros y las federaciones y los entrenadores. Pero nuestra prioridad es mostrar un patinaje fuerte. [Sara y Kirill acabaron los europeos en 13ª posición - N. del ed.]
Estáis satisfechos con vuestra danza corta de ayer
Kirill: Sí, estamos muy satisfechos..
Sara: Nos sentimos bien en el hielo.

¿Cuál es el siguiente paso? La plaza para el mundial aún está...
Sara: Aún está en el aire. Se decidirá después de Oberstdorf [a Kirill], porque Olivia y Adri van a Oberstdorf [Bavarian Open en Oberstdorf].
Ahora vuestra nota técnica más alta de la danza corta es...
Sara: Torun [Mentor Torun Cup en Polonia]. Así que, por supuesto, esperamos ir y hacer un buen campeonato en los mundiales. Porque esta primera parte de la temporada fue para probar cosas y ver qué sentimos que es mejor o peor - y desde ahora hasta los mundiales tenemos la misma cantidad de tiempo para trabajar en ciertas cosas y mejorarlas. Así que creo que podemos mejorar mucho da aquí al mundial porque tenemos esa experiencia de las últimas cuatro competiciones.
Podría ser demasiado temprano para hablar de ésto pero voy a preguntarlo de todas formas: ¿están los juegos olímpicos en alguna parte en vuestras mentes?
Sara: Eso siempre es un objetivo.
Kirill [yendo por un enfoque más racional y analítico]: Mira: para estar en los juegos olímpicos, necesitamos clasificarnos para los juegos olímpicos,para clasificarnos para los juegos olímpicos tenemos que ir a los mundiales y ni siquiera sabemos si iremos o no. Así que... No lo sé.
Sara: Por supuesto nos encantaría ir y luchar por la plaza olímpica. Pero vamos semana a semana. Es todo lo que podemos hacer.


La opinión de Inside Skating acerca de la adjudicación de la plaza del mundial.
Un mes después de los europeos, el 28 de febrero, la Federación Española (FEDH) nominó a Olivia Smart y Adrià Díaz como los representantes de España en la categoría de danza del mundial de Helsinki de 2017. Fue una decisión controvertida seguida de una cadena de comentarios - una decisión que dio la impresión de que la federación no estaba realmente preparada para manejar la realidad de tener dos parejas de nueva formación con mucho potencial.
Un breve resumen puede ser útil: si el equipo vencedor de los nacionales iba a ir al europeo (y Sara Hurtado y Kirill Khaliavin fueron a Ostrava como campeones nacionales de España), la plaza para los mundiales de 2017 iba a ser asignada al equipo con la nota técnica más alta en la danza corta en una competición internacional durante la temporada 2016/2017. La FEDH estableció los criterios a finales del pasado agosto.
Con Sara y Kirill obteniendo 35,70 TES en la Mentor Torun Cup y Olivia y Adrià 35,60 TES en el Bavarian Open, la decisión parecía obvia, a pesar de una diferencia tan pequeña. De cuando en cuando, menores diferencias entre las puntuaciones entre parejas de danza deciden entre el oro y la plata, la plata y el bronce. El ejemplo más notorio es el de los mundiales de 2014 en Saitama, cuando Anna Cappellini y Luca Lanotte ganaron la medalla de oro, acabando 0,02 puntos por delante de los medallistas de plata Kaitlyn Weaver y Andrew Poje y 0,06 por delante de Nathalie Péchalat y Fabian Bourzat, que obtuvieron el bronce. El ejemplo más reciente pasó este mismo enero en Ostrava: una diferencia de 0,08 en la puntuación total situó a Anna Cappellini y Luca Lanotte segundos, por delante de los rusos Ekaterina Bobrova y Dmitri Soloviev.
Pero tras una consideración exhaustiva - que incluía consultar con miembros de la ISU y analizar la situación con el comité técnico de la FEDH - la Federación Española llamó a la diferencia de 0,10 una “empate técnico” y fue al desempate (TES de la danza libre; puntuaciones totales en la danza corta y libre también fueron tenidas en cuenta), siendo Olivia y Adrià superiores a Sara y Kirill. De ahí que los primeros fueran los elegidos para representar a España en el mundial pre-olímpico en Helsinki.
Y, si nadie puede negar eso, dados sus recientes resultados en en Bavarian Open, Olivia y Adrià puede que estén más preparados en este momento para luchar en Helsinki por una plaza olímpica para España en la categoría de danza para el año que viene en Pyeongchang, la manera que la Federación Española ha gestionado la adjudicación de la plaza del mundial de este año ha sido un tanto desafortunada. Y un signo de que les ha cogido por sorpresa la calidad de ambos equipos con sus admirables progresos en un período tan corto de tiempo.
Si el resultado en los nacionales era el único indicador para la plaza del europeo, la federación debería haber decidido desde el principio de la temporada, enviar a todas las parejas de danza a la misma prueba internacional para finalmente decidir la plaza para el mundial. No fue sí, y se pusieron a sí mismos en una desafortunada situación de tener que elegir entre dos equipos de innegable potencial, sin tener la misma referencia.
Además, a pesar de que ofrecía una detallada explicación de por qué una diferencia de 0,10 en la nota técnica de la danza libre debe ser considerada “empate técnico” ha dejado la impresión general de que se podían cambiar las reglas sobre la marcha - generando frustraciones en vez de motivaciones. Y ésto es, por supuesto, una lección para el futuro: se deben de poner unas reglas claras, detalladas e inalterables para la próxima temporada. Especialmente cuando una potencial plaza olímpica requiera de una decisión aún más difícil.
Responder
#3
Muchas gracias Adelaida¡¡ :)
Responder
#4
Ya está la traducción de la entrevista, que la he puesto en mi anterior post para que no quede demasiado abajo en el hilo. ¡A disfrutar!
Como siempre, si alguien tiene alguna corrección de la traducción, que no se corte y lo diga, que pa eso se puede editar
Responder
#5
Muchisimas gracias Adelaida!

Que entrevista más interesante y no sólo la entrevista, tambien las explicaciones de quien va al mundial....

PD: Yo esto “they look at it as if it were a cake” lo traduciría como

"Esto fue como la guinda del pastel por nuestro trabajo hasta la fecha”
Responder
#6
Muchas gracias por la traducción, entrevista muy interesante, a ver si la pareja no pierde la motivación.

La explicación de la asignación de la plaza de danza ha sido de chapó.
Responder
#7
PD: Recordamos a todos, porque ya varios nos lo habéis preguntado, que podeis compartir las entrevistas donde querais (blogs, foros, fb ect) siempre y cuando compartáis el enlace original (por respeto al periodista que hace la entrevista) y el enlace del hilo del foro donde lo tenemos colgado (por respeto a la persona,que bien, mal o regular, se ha esforzado en traducirlo al español)
Responder
#8
Muchísimas gracias de nuevo Adelaida por molestarte en traducir esta extensísima entrevista a la vez que interesante¡¡

Al fin una explicación con más detalle de cómo empezó a fraguarse esta pareja de danza.

Dice Kirill que entrar en el equipo nacional ruso era complicado por muchos factores..pues bajo la FEDH, formar parte de la equipo nacional que va a las grandes citas también habrá comprobado en poquísimo tiempo que puede ser más complicado de lo que en un principio ha podido pensar...incluso cumpliendo unos requisitos establecidos por ella misma. Y eso que son pocas parejas de danza en comparación con las que hay en Rusia.

Estoy de acuerdo con Venca en todo lo que ha dicho. Espero que no pierdan la motivación y que el año que viene vuelvan más fuertes¡ Pienso que a la FEDH lo que le ha pillado por sorpresa es que hayan sido Sara y Kirill los que finalmente cumplieron con los dos requisitos de la FEDH, el primero para ir al Europeo y el segundo, para ir al Mundial. Y mi teoría es que además de pillarle por sorpresa, no le ha gustado nada, y por eso no ha cumplido con lo que estableció en su momento.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)