10 octubre, 2016 0 Por Rocio Rugiada
ENTREVISTA PINK A PIPER GILLES Y PAUL POIRIER


– Los hermanos de Piper son patinadores sobre hielo , el hermano de Paul jugador de hockey…parece que toda la familia está relacionada con el hielo,¿ comenzasteis siguiendo una tradición familiar o pedisteis vosotros empezar a patinar? ¿a qué edad? ¿Recordáis vuestra primera competición juntos y por separado?


Piper: My hermano mayor Todd fue el que empezó en la familia la obsesión por el patinaje. Él es seis años mayor que mi hermana y yo y siempre estaba en el hielo patinando, nos arrastró a mi hermana y a mí. Desde que pude caminar, yo siempre quería patina, así que con dos años y medio mi madre pensó que ya era hora de cambiar nuestros zapatos por patines.
Mi primera competición fue en un pequeño club en Rockford, IL en una pista llamada Riverview Ice Arena. Patiné Hello Dolly en un precioso vestido amarillos que nunca quería quitarme. Me recuerdo queriendo ser la primera persona en pisar el hielo( cosa divertida porque sigo siendo igual)
Mi primera competición con Paul fue algo que nunca olvidaré. Recuerdo estar un poco nerviosa patinando con un nuevo compañero ,no sabiendo realmente como iba a reaccionar el otro pero el sentimiento que me dio me hizo saber que que apoyaría sin importer el como, fue un sentimiento que nunca olvidaré.


Paul: Yo en principio era jugador de hockey cuando era niño(tres o cuatro años) pero no me gustaba en absoluto. Mis padres entonces me llevaron a Canskate para aprender a patina y me interesé por el patinaje artístico. Si seguía patinando hasta mi sexto cumpleaños, mis padres me dijeron que me dejarían patina sin el casco, esto fu mi motivación inicial para continuar, y en este punto ya me estaba exigiendo porque el patina me divertía mucho. 
Mi primera competición fue en Niagara, pero no recuerdo muchos detalles. 
Mi primera competición con Piper es más fácil de recordar porque es mucho más reciente ( hace cinco años) y porque después de formar nueva pareja estábamos ansiosos de trabajar y compartir juntos, Y aún nos sentimos así cada temporada.

-Ambos patinasteis con otras parejas , cómo surgió el patinar juntos?

Paul: Piper y yo nos conocimos en una prueba del Grand Prix Junior en Taipei hace 10 años, cuando competíamos uno en contra del otro. El mundo del patinaje es muy pequeño así que todos nos conocemos y naturalmente cuando ambos estábamos buscando pareja decidimos probar. Supimos casi instantáneamente que nuestro patinaje encajaba y después solo era cuestión de asegurarse de que era logísticamente posible.

Piper: Lo que Paul ha dicho.

-Siempre sois muy originales tanto en vuestra elección de músicas como en el vestuario (uñas de Piper incluidas ) , ¿como es el proceso de creación de vuestros programas? ¿elegís vosotros las músicas? ¿fuera del hielo qué os gusta escuchar?


Paul: Cada programa se plantea de una forma diferente. A veces empezamos por la música pero otras con un concepto y tenemos que encontrar la música. A veces lo montamos muy rápido( casi se coreografían solos) y otras es muy complicado y nos lleva mucho tiempo y tenemos que improvisar con los cortes de la música muchas veces, etc. Piper y yo tenemos un sistema en el que colaboramos mucho con nuestros entrenadores Carol Lane y Juris Razgulajevs y somos muy activos en la selección de la música, la creación y el concepto y en la coreografía.
La virtud de trabajar con músicas diferentes en el hielo es que he llegado a apreciar todo tipo de música y escucho de todo ( pero sobre todo clásica y alternativa)

Piper: Como Paul ha dicho todo empieza con un concepto y una vez que tenemos los otros elementos creatives empezamos a unirlos. Los trajes y uñas son solo la guinda del pastel, el toque final.
Sobre la música, el patinaje ha abierto mis ojos a muchos géneros diferentes que adoro. Es un poco complicado decir qué género es el que más me gusta, depende de mi estado de ánimo y de la temporada. Paul sonríe porque durante el verano/otoño oigo mucho country pero durante el invierno/primavera escucho Hip hop o pop. En realidad depende, también me encanta el rock clásico, me gusta mantener a la gente en vilo .

-¿creéis que la originalidad está suficientemente valorada por los jueces o no hay recompensa en la puntuación? 

Paul:Es una pregunta complicada. No hay una puntuación específica ( en TES o PCS) que mida la originalidad directamente, pero es algo que puede ser valorado con GOE’s o algo en las puntuaciones de los diferentes componentes del programa. (como en coreografía o interpretación).Sin embargo, al final las competiciones tratan de ser los mejores patinadores. La originalidad debe ser valorada si es porque es algo más difícil o contribuye a la estética del programa,no simplemente por estar presente. La creatividad depende de la opinión personal, lo que es original para una persona puede no serlo para otra. Como humanos que somos aportamos nuestra experiencia subjetiva y valores a un cuadro y esto colorearé el programa según nos sintamos con él. No todo tan blanco o tan negro.

-Hace unos años vimos a una pareja simulando estar esnifando… ¿Cuál creéis que el límite de la innovación :lo políticamente correcto, el buen gusto, el limite que se ponga cada patinador?


Paul: Al final, los únicos límites son las posibilidades físicas del cuerpo humano y las fronteras de la mente humana, Dado que esto es un deporte creo que hay una línea que debe ser impuesta para que la temática sea “apropiada” ( creo que estas normas han existido en las artes en diferentes periodos) . Lo que más me interesa, sin embargo , es la interacción entre las posibilidades del cuerpo humano y la física del aptinaje y como eso puede seguir siendo transformado de diferentes maneras.

-Pudimos disfrutar de vosotros en el TEB del año pasado, lamentablemente suspendido por los atentados, cómo vivisteis esa suspensión desde dentro? (tenemos que decir que los aficionados nos sentimos uno más del equipo en aquella ocasión, todos los patinadores nos tratasteis como a iguales)


Piper: El Eric Bompard fue una de esas competiciones que nunca olvidaremos. Creo que todos estábamos impactados de una forma u otra. Para los deportistas, no terminar una competición es como volver a la escuela con deberes a medio terminar. Sabes que no están completos y que no es tu mejor trabajo pero aún así los tienes que entregar.Es difícil de digerir. Está también el otro lado, donde sabes que hay familia y amigos de las víctimas sufriendo unos pocos cientos de millas más allá. Muchas emociones rondando nuestra cabeza. Luego están nuestros maravillosos fans, que han viajado miles de millas para compartir esos momentos especiales en el hielo con nosotros y también impactados por la competición inacabada. Todos queríamos respuestas pero no las teníamos, así que apoyarnos en un caso de necesidad era la única cosa que podíamos hacer.  Todo lo que puedo decir es que me siento bendecida por tener mi vida y apreciar cada momento con la gente que encuentro a lo largo de nuestro camino.

La temporada pasada cambiasteis la música de la danza corta a mitad de temporada. A qué se debió el cambio? Os resultó muy complicado adaptar la coreografía a la nueva música?


Paul: Creo, que al final, nuestro concepto original para la danza corta  era demasiado alto ,en lo que esperábamos de nosotros tanto físicamente como artisticamente. Lo que he notado es que a veces, la coreografía más simple, te da más oportunidades de mostrar tus habilidades ,porque cuando uno se complica demasiado no puede dar lo mejor de su patinaje. El cambio fue en realidad abir la coreografía El movimiento barroco demandaba un montón de ornamentación y pasos rápidos y sentimos que era necesario cambiar la música mano a ano con la coreografía. Mientras estábamos en el proceso de restructuración, fue muy estresante, era una decisión arriesgada por nuestra parte pero a medida que fuimos entrenando la danza corta reestructurada nos sentimos más libres y sin trabas.

En retrospectiva, viendo que era una decisión eficaz, deberíamos haber cambiado también nuestra danza libre antes del mundial , de nuevo para simplificar un poco la coreografía pero no había tiempo de hacer ambas cosas. Sin embargo, hemos aprendido mucho de la temporada pasada y este año intencionadamente no hemos complicado las cosas coreográficamente,

-Vuestro programa del pasodoble de hace dos temporadas nos dejó impactado, sabemos que es una especie de homenaje a Torvill &Dean pero ¿podéis explicarnos un poco más como surgió la idea tanto del programa como del vestuario?

Piper: Una vez que conocimos que el ritmo para la danza corta de ese año era pasodoble, supimos que queríamos tener a Christopher Dean hacienda nuestro programa. Cuando él llegó a Colorado para empezar el proceso tuvimos que sentarnos y discutir qué música sería Sorprendido y excitado, Chris quería que patinásemos su ( y de Jane Torvill) icónica música del pasodoble de la danza original. Los trajes originales eran blancos y negros y eran muy adecuados para mantener el look icónico vivo pero yo sentía que necesitábamos un toque de Piper y Paul, de ahí la falda de capa.

– Esta temporada vuelven a la competición Virtue&Moir, ¿cómo os afecta a vosotros su regreso?

Paul: Realmente no nos afecta. Todos los equipos( incluyéndonos a Piper y a mí) están deseando ser los mejores del mundo , y esto significa ser mejor que cualquiera, no importa quienes sean y no importa cuantos haya. No obstante, a pesar de estar en constante competición contra otros, solo controlamos el trabajo que hacemos día a día y el trabajo que ponemos en competición. Los otros equipos con lo que compitamos no marcan la diferencia en este proceso.

– Para Piper, hemos leído que estás diseñando trajes para otros patinadores, ¿puedes hablarnos un poco de ese proyecto?¿ te has planteado diseñar ropa o complementos para fuera del hielo?


Diseñar trajes ha sido algo que siempre he querido hacer pero realmente no pensaba que lo haría hasta haber dejado de patina. En primavera se me acercó un entrenador preguntándome si estaría interesada en diseñar modelos para su equipo de danza junior. Creo que no me llevó más de un Segundo decir que si, estaba muy ilusionada por la oportunidad y fui a por ella.

Tener mi propia linea es algo que definitivamente quiero hacer en el futuro pero ahora, solo quiero colaborar con nuestros diseñadores, aprender de ellos y del negocio antes de dar el paso en algo en lo que no estoy realmente preparada.Tengo ideas increíbles rondando por mi cabeza y no puedo esperar para ver como llevarlas a cabo.

-Para Paul, en la final de Barcelona de 2014 nos comentaste que tus padres estaban en Andalucía pero tú no habías podido ir y te encantaría, ¿has conseguido viajar a Andalucía? Si es que si…¿te ha gustado ? Y si es no¿ a qué parte te gustaría viajar? 

Sigo sin haber ido a Andalucía ni a otras partes de España que no sean Barcelona. Verdaderamente, el mundo tiene demasiadas experiencias para una sola vida, así que tengo que conformarme con los lugares a los que afortunadamente me lleva el patinaje .Quizá cuando me retire ,tenga tiempo de hacer turismo y explorar, Creo que para mí, la mayor atracción es Andalucía pero no un lugar en concreto, sino el flamenco. En cuanto al resto del mundo, siempre me he sentido atraído por las montañas, su silenciosa estabilidad.

-Paul ,¿cómo va tu aprendizaje del español? ¿cómo empezaste a estudiarlo? (nota, esta pregunta se le envió tal cual, en español sin traducir, la respuesta de él es literal, también en español)

Mi mamá creció en Latinoamerica pero no lo enseñó a nosotros (tengo dos hermanos) porque mis padres creyeron que sería demasiado complicado aprender tres idiomas al mismo tiempo. Quería desesperadamente poder hablar en español y entender lo que decían mis tías en secreto, entonces tomé clases por cinco años en el colegio y la universidad.
Ya hace cinco años que no he tomado una clase de español. Sin embargo, puedo practicar con mi mamá, y de vez en cuando, con amigos latinoamericanos en Toronto. Creo que puedo comunicar efectivamente, pero todavía me hace falta expresiones más familiares, pues mi español es siempre un poco formal. Tendré que vivir en un lugar hispanohablante por algunos meses (o años) para mejorarlo.

.-Como ya hemos comentado, vuestro vestuario se sale de lo habitual siempre,¿que hacéis con ellos al final de temporada? (hemos visto que en otras federaciones los guardan y los “heredan” otros patinadores.


Piper: He vendido algunos de mis viejos trajes, y otros, simplemente me gusta guardarlos y disfrutarlos. Todos tienen tantos recuerdos que es duro deshacerse de ellos. Disfruto prestándolos y viendo todos los recuerdos que otra gente puede crear con ellos.

-Hemos visto a Piper en instagram con muchos tattoos de henna,¿lleváis alguno permanente? Si es así, ¿ qué es y qué significa?

Piper: jajajja, no mi padre me mataría si me hiciese uno real( él realmente no me mataría, quizá solo se volvería extremadamente loco) Esa es la razón por la que tengo tatoos de henna, porque solo duran dos semanas y se van.

-¿Practicáis o sois aficionados a otros deportes?


Piper: AMO el deporte!!! Nerd de los deportes presente. Jugué en un equipo de softball mixto este verano con mis amigos y fue superdivertido. Me encanta jugar y ver jugar al fútbol americano (vamos Broncos!).Otro deporte que me gusta ver es el hockey. Me gustaría tener tiempo para esquiar pero el patinaje es más importante. Solo hay dos deportes a los que puedo jugar, el fútbol y el baloncesto.Soy terrible!!

Paul: soy terrible en otros deportes, así que,no.

-¿cuales son vuestras aficiones? 

Piper: Disfruto creado nuevos hobbies para nuestras biografías ISU, creando conjuntos online que nunca llevo, las compras vintage en el mercado local cada domingo, aprendiendo nuevos tipos de artes, disfrutando con los amigos cada vez que soy libre, haciendo una nueva receta de sangría, nadando (soy una sirena en secreto) la lista sigue y sigue.

Paul: ¿No leéis nuestras biografías ISU? Pero, en realidad lleno mi tiempo con mucho: cocinando, leyendo y escribiendo, paseando por Toronto, investigación lingüística, vagueando en cafeterías, montando en bici, buenas conversaciones, cantando demasiado alto, juegos malos de palabras, consumiendo arte en todas su formas.etc


– Siempre se suele preguntar por el libro o película favorita pero…¿cuál sería el libro que nunca nos recomendaríais leer o la película que nunca recomendaríais ver? ¿por qué?


Piper: Hay una película que viene a mi mente y es The Romantics. Podrías pensar que cualquier película romántica con Josh Duhamel sería al menos tolerable. Dos horas que no podré recuperar. Lo siento Josh , al menos sigues siendo guapo.

Paul: Me gusta esta pregunta! Ninguna película se me ocurre pero un libro que no puedo recomendar a nadie es El guardián entre el centeno. Para mí 150 páginas de lloriqueo adolescente( esta diatriba es más larga pero sobra todo) desafortunadamente es lectura obligada en los institutos de Norte América (pobres almas!)

-¿hay algo a lo que os haya sido difícil renunciar porque habéis decidido dedicaros al patinaje?

Paul: Creo que alcanzar un alto nivel en el patinaje ( o en otro deporte cualquiera) significa dejar pasar otras oportunidades. Al menos para mi, esto significa mayoritariamente tiempo con mi familia y estudios perdidos, no lo siento como un sacrificio porque el patinaje ha colmado tanto de riqueza mi vida que nada me compensaría más.

Piper: Estoy de acuerdo con Paul en este caso, ha sido definitivamente muy duro perder tiempo con mi familia. Mudarme lejos cuando tenía 17 años fue un sacrificio que hice por mi deporte pero no lo cambiaría por nada del mundo.

-A nivel personal, ¿cuál es el lección más valiosa que te ha dado el patinaje?

Piper: Hay muchas lecciones que he aprendido con el patinaje a lo largo de los años, pero creo que una de las grandes lecciones que he aprendido es el compromiso. Y cuando digo compromiso no solo me refiero a salir a la pista y hacer lo que mis entrenadores me han dicho que haga y ya, es aprender que el sacrificio que tienes que hacer, el horario que tienes que llevar, las incontables horas que dedicas a expandir ty creatividad y movimientos con la danza y escuchando música. Compromiso se aplica a cada aspecto de tu vida, si nunca te comprometes con nada, nunca crecerás como deportista o como persona.

Paul: Si bien he dibujado un montón de grandes lecciones del patinaje, sigo pensando que la mayor lección al final es esa, que es simplemente patinaje.Mis padres siempre me recordaban después de un mal día que no importa como hubiese ido el patinaje ese día, si tenía éxito o me lesionaba y nunca volviera a patinar, mi vida sería rica sin él a través de otra actividad, con mis seres queridos, etc. Creo que creceré más como patinador si mi sentido de la vida no está en el patinaje sino en mi carácter. El patinaje me ha enseñado que es efímero e inconstante, que debo disfrutar con cada fibra de mi ser, pero que la vida continuará sea como sea fuera de él. Creo que esta actitud es sana en cualquier objetivo.

Paul, te hemos visto bon bigote, es un nuevo look o está relacionado con algunos de los programas?
El bigote es un accesorio para la danza corta que desaparece en la libre. No podíamos negarnos ese pequeño placer, es auténtico.